Con la entrega de más de mil bases a personal del sector salud que trabajaba bajo esquemas de contrato, se les brinda justicia y estabilidad laboral, ya que con esto podrán acceder a prestaciones económicas, destacó el gobernador Alfonso Durazo Montaño, al inaugurar también la primera sala de hemodinamia en el estado.

El titular del Ejecutivo estatal mencionó que hay personal como el caso de un médico de San Luis Río Colorado, quien tenía 21 años esperando una base, así como otros trabajadores con 15 ó 10 años de trayectoria, que ahora cuentan con una nivelación salarial y una categoría profesional específica.

En una primera fase se contemplan mil 018 bases entregadas y activadas durante septiembre, octubre y noviembre de 2023, con prioridad al personal con mayor antigüedad en contratos eventuales, sueldos bajos, sin prestaciones o con interinatos, mismos que se distribuyeron en 703 enfermeras y enfermeros, 112 médicas y médicos, 203 personas para el área de psicología, nutrición, químicas y químicos, trabajo social, técnicas y técnicos en radiología y terapistas físicos.

“Nuestro reconocimiento al presidente López Obrador por esta decisión que va a beneficiar a 90 mil trabajadoras y trabajadores de la salud. Hoy iniciamos en una primera etapa con mil 018, ustedes forman parte de estos mil 018. Desde la época de la pandemia multiplicamos el reconocimiento que le tenemos al personal de salud”, indicó.

En el marco de esta agenda de trabajo, el gobernador Durazo Montaño develó la placa del segundo piso del Hospital General del Estado en el que se indica la transferencia de los servicios al sistema IMSS-Bienestar, ahí inauguró la sala de hemodinamia, donde se incorporó un aingiógrafo para diagnosticar y tratar diversas patologías, la cual se fortaleció con personal médico especialista en cardiología intervencionista y anestesiología, así como enfermería, técnicos radiólogos y personal auxiliar (camilleros).