Oficiales de Policía de Tucson 🇺🇸, responden a un llamado al 911 dónde decía que los huéspedes del hotel se quejaban de un hombre que gritaba y manipulaba una katana japonesa en el estacionamiento